El bacalao yonki y la salsa Crepúsculo

Devorando: Bacalao ahumado Martiko, y Salsa pil pil Giraldo

¡Que pasa mi querido séquito! En el post de hoy viene un triple combo, review de dos productos y una receta. Ya sabéis una de esas recetas express que yo os suelo proponer para cuando no os apetece poneros a tope con los fogones o no sentís ni las pestañas después de aguantar la clase de crossfit, zumba, gimnasio (llamémoslo X) o también para el día intenso en la ofi con tu jefe subido en la chepa.

Los productos de los que os vengo a hablar hoy son, el bacalao ahumado nórdico de Martiko ahumados, y la salsa pil-pil de Giraldo. Con estos dos productos y 2 cosillas más haremos un entrante más rápido que Usain Bolt.

Muy falso tiradito de bacalao al pil pil

Primeramente decir que soy fan absoluta de compartir la península ibérica con Portugal, y que los envases vengan en dos idiomas. Así por ejemplo tenemos el caso del bacalao yonki, usease “bacalhau fumado” (ahumado en castellano). Después de esta tontería comenzamos en serio, bueno más o menos.

Hoy os hablo de los paquetes de bacalao ahumado de Martiko ahumados, la mayoría de la gente conoce el salmón de Martiko, pero también comercializan bacalao y trucha ahumada, así como huevas y mousses de pescado. Entre mis súbditos, ¡upsss perdón! Que descuido el mío… amigos, amigos quería decir, les encanta el salmón ahumado pero nunca han probado el bacalao ahumado. Si tú eres también de esos, dale una oportunidad al bacalao ahumado de Martiko.

Este bacalao ahumado se presenta en formato de paquete de 80 gramos, lo que viene a ser aproximadamente unas 6-7 lonchas finas de bacalao. Los ingredientes que contiene este paquete son Bacalao (Gadus Morhua), sal, azúcar y humo de maderas nobles, y se pesca con redes de arrastre (lo que hace más de uno los sábados a la noche) en el Atlántico Noroeste. El precio de paquete entero es de 3,35 euros.

Láminas de bacalao Martiko

Dos de los puntos que más me han molado de este producto son que por un lado aunque advierte de que puede contener espinas, el pescado está limpio como la casa de Mr. Proper (Don Limpio) y no había ninguna. Y por otro lado que el pescado viene muy bien laminado, las lonchas son finas pero se pueden separar mejor que las de salmón. ¿Os ha pasado alguna vez comprar un paquete de salmón y que sea muy difícil separar las láminas? ¡A mi mil veces!, y acabas con unos trozos de salmón más feos que Quasimodo. Pues con este bacalao ahumado esto no pasa, pude separar muy bien todas las láminas y presentarlo bonito.

Critica total y absoluta al “abre fácil” de Martiko, ¿me explica alguien para que idean estos sistemas? si luego funcionan menos que el aeropuerto de Castellón. Al final como siempre acabé abriéndolo con unas tijeras, después de una ardua pelea, yo me imagino a la persona que monta los envases echando cola extra en plan serial killer ¡jodeos hijos de p***!. En fin, que una pena lo de estos abre fáciles.

“Abre fácil”

Estos paquetes de bacalao son perfectos para tenerlos en la nevera (tienen una caducidad amplia), aunque os suplico que no llenéis de dinosaurios en vuestros frigos. Con ellos puedes montarte en un momento, una ensalada, una tosta, he incluso unos huevos con bacalao, y salvar la comida o la cena.

Creo que es un producto que vale la pena para comerlo de vez en cuando, por su calidad y formato,aunque su precio sea elevado (como la mayoría de los pescados envasados), creo que está bien como entrante o para cuando vienen invitados inesperados, ¡buah! Ni que fuera yo la Preysler.

Ahora le toca el turno a la salsa pil pil de Giraldo. Deciros que Giraldo es la élite del bacalao, producto de máxima calidad y con sede en Euskadi. Si queréis otro día os hablo de toda la variedad de cortes de bacalao desalado que ofrecen y lo que podéis comprar en su web online, así como en supermercados y tiendas para haceros unas cazuelas de bacalao de escándalo es un escándalo.

Llevaba un tiempo echándole el ojo a esta salsa pil pil preparada de Giraldo. Era pasar por los estantes refrigerados de la zona de pescados de Eroski, y sentir como nos cruzábamos las miradas, un flirteo constante entre la salsa y yo. Al final como no se atrevía a pedírmelo, tuve que invitarle yo a venir casa. Para el que no haya pillado la historia: que me apetecía probar esta salsa y tras varias semanas dudando decidí comprarla y probarla.
Vamos a ver cómo me explico, la salsa pil pil casera y la salsa pil pil de Giraldo son como Adriana Lima y Candice Swanepoel, las dos están buenas pero no se parecen en absolutamente nada. Tengo que ser sincera, y decir que al pil pil que yo prepararía en la sociedad no me recordó en absoluto esta salsa. No tiene un sabor muy intenso, y en mi opinión le falta un poco de garrote, un poquillo más de picante y sabor.

La consistencia de la salsa es correcta y se parece mucho a la casera, pero el color de la salsa es pálido como el vampiro de Crepúsculo. Esto se debe a que el ingrediente principal es aceite de girasol (no indica el %) y de aceite de oliva lleva un 15 % que sería lo que principalmente le daría ese color más amarillo. El precio de la salsa es de 2,25 € y vienen 125 gramos, para que te hagas una idea unas 6 o 7 cucharadas de producto. En esta misma gama de salsas, Giraldo ofrece la salsa de chipirón y la salsa vizcaína veré si puedo probarlas y os comento que tal están.

Consistencia salsa pil pil

Hay que decir que la salsa pil pil es un clásico tan clásico, que incluso tiene casi categoría de divinidad en Euskadi, que es muy difícil hacer un producto que solo haya que calentar y salir airoso. Creo que o te curras una salsa Premium (que seguramente nos dejaría desplumados cual gallinas a todos los consumidores con el precio desorbitado) o pienso que es mejor que Giraldo hubiera optado por comercializar otras salsas para acompañar su excelente bacalao como una piperrada, o incluso irse al espectro exótico de combinaciones asiáticas.

Lo que me ha gustado es el formato en el que viene, tipo bolsa con abre fácil (de los de verdad) y que se puede acceder al producto por completo con una cuchara. Por lo que no desperdiciaras absolutamente nada.

Mi conclusión final sobre esta salsa es que como salsa pil pil acompañada de un buen bacalao no la recomendaría, me parece que es estropear un producto de calidad. Es mucho mejor que si compras una buena pieza de bacalao te curres tu propia salsa pil pil. Ahora bien, como salsa que no tenga tanto protagonismo en el plato me parece buena opción. Es decir, que quieres hacer unos mini canapés que contengan bacalao, pues esta salsa está genial para echarla por encima, también estaría bien si haces un sarandogaaaa (AKA: Arroz con bacalao) y pones un poco de la salsa para decorar, incluso como parte del aliño de una ensalada. Se le puede sacar partido a esta salsa, y no ponerlos el brazo como el Chuache (Arnold Schwarzenegger) de dar tantas vueltas a la cazuela.

¡Ahora os dejo con la receta visto y no visto!.

MUY FALSO TIRADITO DE BACALAO AL PIL PIL

En primer lugar decir que esto no se parece en nada a un tiradito peruano, pero bueno tenía que ponerle un nombre. Para evitar el linchamiento público, no solo le pongo “falso” por delante (cosa que se hace mucho en los restaurantes para dar dramatismo al plato) sino que pongo “muy falso”. Espero que nadie se sienta ofendido, porque aquí estamos para divertirnos.

Por otro lado, es urgente que acuñe un término para estos ensamblamientos de productos que hago a los que yo llamo recetas. Se aceptan sugerencias que ando más pérdida que Carmén Lomana en un todo a 100.

Ingredientes:

  • 1 paquete de bacalao ahumado nórdico de Martiko.
  • 1 Bolsa de salsa pil-pil de Giraldo.
  • Zumo de 1 lima.
  • Guindilla cayena.
  • Cilantro.

Nivel de dificultad: lo puede hacer una alpaca del Machu Pichu, no digo más.

  • Exprime una lima y vierte el zumo en un bol.
  • Abre el paquete de bacalao y ponlo con la lima.
  • Deja reposar 5 minutos el bacalao.
  • Abre la bolsa de salsa y caliéntala en el bol en el microondas.
  • Ponla en el fondo del plato en el que vas a presentar el producto final.
  • Pon el bacalao sobre la salsa pil pil.
  • Sazona al gusto y decora el plato con cilantro y guindilla.

Un abrazo a todos mis queridos y queridas, la Marquesa se despide y se retira a disfrutar de este maravillo tiempo que estamos disfrutando en Euskadi.

Deja un comentario