Unas Oreos que han pasado por Supervivientes

Devorando: Oreo Finas

Ahora que parece que poco a poco las modelos curvy van coronándose como las nuevas reinas de las pasarelas, y la extrema delgadez se está despidiendo del mundo de la moda. ¡Va Oreo y adelgaza hasta el extremo a sus famosas galletas!.
Las Oreo Finas son el nuevo aterrizaje de Oreo que llega directamente a los lineales de galletas del supermercado. En el post de hoy veremos si merece la pena que corráis a por ellas.

Desayuno Oreos Finas

Las Oreo Finas no son las galletas que son solo aptas para las meriendas que Carmen Lomana organiza con sus amiguis super finolis. Se llaman Finas porque son delgadas, flacas, ligeras, vamos que son más estrechas que las normales.
Primero llegaron las Oreo Doble Crema (double Stuff Oreo) y ahora Oreo se ha ido al polo opuesto, y tenemos las Oreo Finas. Esta dieta yoyó que llevan las Oreo no sé yo si es muy buena para ellas, ¡pero yo estoy encantada con tantos formatos diferentes!.

Oreos Finas y leche

Coge la Oreo, destápala, chupa la crema y sumérgela en la leche. Este ritual que aunque no sea ancestral ni religioso, yo me lo tomo tan en serio como Ana Obregón sus posados de verano, es menos apetecible hacerlo con la Oreos Finas que con las Oreos clásicas. La razón principal, es que al ser las nuevas Oreos tan finas son mucho más crujientes, y pienso que son más apropiadas para tomar como un snack por ejemplo en la oficina, que mojándolas en leche.

La comparativa que veis en la foto está hecha con una Oreo Birthday Cake, por la que mataría ya que es una de mis Oreos favoritas, de tamaño es igual que la Oreo normal. Como veis a las Oreos Finas les han sometido a una dieta extrema, ¡parece que hubiesen pasado 6 meses en la isla de Supervivientes!.

Oreos Normales vs. Oreos Finas

He probado las dos variedades que hay disponibles por el momento en España: las originales y las de crema de chocolate. Las de relleno de chocolate, ñaaah… sin más….son como ese amigo que no te importa que se venga a tomar unas cañas, pero que al que jamás llamarías para invitarle; si está bien, pero si no está tampoco pasa nada. Me parece que las de relleno clásico son mejores.
Seguro que a vosotros también os habéis visto en la situación en la que habéis comido unas cuantas Oreos, habéis sonreído, y parece que los 10 bolis negros de tu estuche se te hayan reventado en la boca. El mismísimo Stephen Hawking querría estudiar ese agujero negro que se forma en tu boca después de comer Oreos. Con estas nuevas Oreos Finas, los dientes se te ensucian algo menos, tampoco vayáis a pensar que se os quedan impolutos, pero al menos son una opción más apropiada para comer en público.
El precio de la caja pequeña en Eroski de 96g en la que se incluyen 2 paquetes individuales con 8 galletas Oreo Finas cada una, cuesta 1,2 €. También existe la posibilidad de comprar el paquete grande en el que vienen 4 paquetes individuales, es decir, un total de 32 galletas por 2 €. En el caso más barato, la caja grande, cada galleta saldría a uno 6 céntimos. Déspues de parecer Sheldon Cooper dando una de sus explicaciones, la conclusión es que está gama es de las más caras de las que dispone Oreo.

Para los que las Oreos normales os parezcan empalagosas, estas nuevas Oreos Finas son una buena opción ya que al llevar menos crema no son tan dulces como las originales. Vienen en paquetes individuales por lo que son buena opción para echarlas al bolso, mochila, bolsa de deporte, o a tu saco para ir hasta Mordor.
Me han molado las Oreo Finas, pero todavía ninguna versión ha superado a las Oreo bañadas en chocolate blanco, esas son sin duda mis favoritas. En definitiva, las Oreo Finas son una buena opción para comer como snack, tienen el mismo sabor que las originales pero son más ligeras, ¡así que corred a por ellas!.

Deja un comentario